Fenomenal remontada de Pérez: de último a segundo en Silverstone

Silverstone. El mexicano Sergio Pérez, a bordo de su Red Bull, logró una espectacular remontada tras caer al lugar 17 y último para concluir en el segundo lugar, detrás del español Carlos Sainz Jr., quien consiguió su primera victoria en la Fórmula 1, y por delante del local Lewis Hamilton, en el Gran Premio británico, en una de las carreras más dramáticas de esta temporada, que estremeció a varios pilotos por el escalofriante accidente del chino Guanyu Zhou, cuyo Alfa Romeo acabó boca abajo contra una cerca en la primera vuelta.

Checo se quedó a 3.779 segundos del piloto de Ferrari, que partió desde la pole position por primera vez en su carrera 150 en la máxi-ma categoría.

Las últimas nueve vueltas fueron frenéticas en el circuito de Silverstone, llenas de adelantamientos, cuando entró el coche de seguridad y Pérez, Charles Leclerc, de Ferrari, y Hamilton (Mercedes) luchaban por la segunda posición.

“Fue una gran remontada”, dijo Pérez, quien había salido cuarto en la parrilla y durante la carrera sufrió un rozón para ingresar a boxes perdiendo posiciones que lo colocaron en último lugar y peleó como una fiera para recuperar lugares que lo llevaron al podio y a convertirse en el piloto del día.

“Nunca nos dimos por vencidos. Tuvimos oportunidad al final y grandes batallas con Charles (Leclerc, cuarto) y Lewis. Una carrera épica”, añadió Pérez al conservar el segundo puesto de la clasificación de pilotos (147) que lidera su compañero Max Verstappen (181) después de 10 Grandes Premios de un total de 22.

Entrevistado por Sky Sports, Christian Horner, jefe de Red Bull, elogió al mexicano: “Pérez estuvo genial. Así vuelves a ver que nunca debes rendirte. Sufrió daños en la primera vuelta tras un toque con Leclerc. Así que se ha recuperado increíblemente. Fenomenal”.

Verstappen, el reinante campeón de la F1, estuvo marcando el paso en los primeros compases pero se rezagó por un pinchazo de su Red Bull. El holandés sufrió para controlar su monoplaza y acabó séptimo.

“No sé qué decir, es increíble (…) No puedo pedir más. Es un día muy especial, que nunca olvidaré”, declaró Sainz.

El bicampeón español, Fernando Alonso, fue quinto para Alpine y Lando Norris, de McLaren, sexto.

El alemán Mick Schumacher, hijo del siete veces ganador del mundo Michael, sumó sus primeros puntos en la F1 con un octavo puesto para Haas, que también tuvo a Kevin Magnussen en la décima posición.

El tetracampeón Sebastian Vettel pasó del puesto 18 al noveno con Aston Martin en una carrera en la que sólo 14 pilotos cruzaron la meta.

La carrera se interrumpió con bandera roja durante una hora después de que el Alfa Romeo de Guanyu quedara atrapado entre el muro de neumáticos y la valla de seguridad en la primera vuelta en un accidente que afectó a múltiples monoplazas, entre ellos George Russell (Mercedes), quien corrió a dar auxilio al asiático, que acabó boca abajo en su monoplaza.

El chino fue trasladado al centro médico y Alexander Albon, de Williams, fue llevado en helicóptero para ser evaluado al estrellarse contra un muro en el mismo incidente.

Luego de ser dado de alta, se reportó que Guanyu se encuentra “en buen estado de salud”, mientras al tailandés se le realizaron “pruebas por precaución” y también salió del hospital de Coventry.

Las banderas rojas aún ondeaban y los coches reducían la velocidad y volvían a boxes cuando un grupo de manifestantes entró en la pista y entre abucheos del público fue retirado.

Previo a la carrera estelar, en la Fórmula 2, hubo otro dramático accidente, cuando Roy Nissany, piloto reserva de Williams, cerró al del noruego Dennis Haugger, quien no pudo controlar el monoplaza, que cayó encima del auto del israelí, quien se salvó por el Halo que le cubre la cabeza. La carrera fue ganada por el estadunidense Logan Sargeant, también de Williams.

(Autor: AP, AFP y Reuters)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *