Análisis

Raspando Muebles… Por: Mario López Berrelleza

>> En Mazatlan también hace aire… Como si fuera epidemia y al calor de la columna escrita el día de ayer, en torno a las traiciones priistas de las diputadas locales Gloria Himelda Félix y Deysi Ayala, me vino a la mente de manera instantanea la hermosa Perla del Pacífico y como dice la famosa canción de Mike Laure, cantante de origen jalisciense “Mazatlán, ay mi Mazatlán, Perlita escondida entre los encantos, del agua del mar azul”, recordé como allá también se cuecen habas de a dólar, porque bien a bien, en estos momentos Mazatlán cuenta con excelentes cuadros políticos que le pueden dar aun más realce al puerto bello y a su gente explendorosa, tal es el caso de Guillermo “Memo” Romero, Ricardo “Pitty” Velarde y Carlitos Escobar, todos ellos excelentes cuadros, pero resulta que a la vuelta de la esquina asoma no su mirada, si no más bien su barriga el ex alcalde mazatleco Fernando Pucheta y después de una vida holgada de lujos gracias al PRI, de sopeton ahora se dice “morenista” y establece que buscará la alcaldía por este partido, a sabiendas que el triunfo está asegurado, en pocas palabras, el tonto le dicen.

Pero, ¿Por qué tan aprontado Pucheta? Bueno, porque enfrente de él tiene a 3 tiburones que se lo comen –eso quisiera- en tres segundos, por algo tan simple: la carrera política de los tres está limpia, no hay mancha de ninguno de los tres mencionados –Memo, Pitty y Escobar- y nadie les puede señalar lo contrario.

En ese sentido y, ¿Pucheta? Pregúntenle a la militancia y a la dirigencia del PRI que sienten cuando alguien que se sirvió del partido anuncia su salida del partido tan campante y de esa misma manera se publica que va por la candidatura de Morena a la alcaldía.

Digo, ¿y la decencia política? y, ¿el respeto por la militancia morenista? Queda claro que le importa un comino, en pocas palabras, le vale tres kilómetros de riata marinera lo que las mayorías piensen, nada más con andar de lambe testículos del gobernador y las dirigencias partidistas de Morena tiene, ¿para que quiere más?

En ese sentido, y, ¿Merary Villegas que piensa? ¿Le tomarán por asalto las candidaturas morenistas los traidores priistas? Es posible, su inocencia asusta. De parte del Gobernador, este dijo que tendrían que hacer fila, salvo, que el canto de las sirenas mazatlecas surta efecto. Como en la viña del señor todo puede pasar.

Eso sí, Fernando Pucheta no nada más tiene a la militancia morenista en contra por andar de aprontado y de barbero, tiene en contra también a otro tiburon de la política en la persona de Héctor Melesio Cuén Ojeda, quien también fue traicionado por Pucheta y se la debe y estos tiempos por venir son tiempos de cobranza y más que Cuen Ojeda anda en busca de quien se las hizo y de quien se las pueda pagar.

Por lo pronto, en Mazatlán si hay cuadros valiosos de Morena, si hay gente que puede dar la cara ante el electorado sin mancha de nada, el puerto está seguro para Morena porque Memo Romero, Pitty Velarde o Carlos Escobar representan la oportunidad para Morena de refrendar la alcaldía por un trienio más, ya será en su momento en el que Claudia Sheinbaum Pardo vea por su tierra adoptiva y junto al gobernador Rocha elijan a la persona idónea y para ello, buen material político hay y de sobra, no creo que por ninguna circunstancia quieran meter la pata con y por Pucheta, porque estarían dando la voz de arranque para que las ratas salgan de las alcantarillas y lleguen a apropiarse de Morena en el bello puerto mazatleco.

Pendientes…

 

 

>> Llamadita de atención en El Carrizo… A veces hay que gritar para que te escuchen, porque hablandole quedito a ciertas autoridades hacen como que han perdido la esbeltez del oído.

La Villa Gustavo Díaz Ordaz, conocida ampliamente como El Carrizo, pertenenciente al pujante Valle del Carrizo, en el municipio de Ahome, pide a gritos un SOS emergente, que las autoridades municipales volteen a ver a la propia Villa, abandonada como si fuese un cascaje que ya no tiene razón de ser.

Usted visita la Villa y se encuentra con un lugar en donde se podía transitar y visitar de manera amena, con una plazuela emblemática de finales de los años 60´s, hoy, practicamente abandonada. Calles y callejones de pavimentos sucios, las calles de terracerái hechas un asco, problemas de moscos por la temporada y un problema añejo como lo es el tema del drenaje y el agua potable en ciertas zonas de la villa.

Ya no hablemos del alumbrado público y los fatales baches en las contadas calles que cuentan con pavimento.

Aclaro, el alcalde municipal tiene ojos en cada una de las sindicaturas, servidores públicos que fueron elegidos en un plebiscito popular, llamados pomposamente sindicos municipales, los cuales, al menos los últimos 5 de ellos, incluyendo a la actual, parece que el encargo popular les ha pasado de noche.

Asoman las narices cuando el alcalde municipal visita la sindicatura a poner en marcha obras pedidas por sus habitantes o a iniciar obras elementales para cada uno de los ejidos, pero él se va y se desaparece el titular de la sindicatura y como siempre sucede, los empleados se dejan ver menos o simplemente se aplanan en un sillón para ver pasar las 8 horas de la jornada laboral.

Allá por casualidad, ve usted a los trabajadores de servicios públicos realizando alguna limpieza, pero es más fácil ver una pulga en un pajar que verlos a ellos trabajar y en ese sentido, ¿tiene razón la ciudadanía en quejarse? Claro que la tiene porque un síndico municipal tiene los medios para visitar las comunidades y los barrios y ver los problemas que los aquejan, entablar comunicación con los distintos organismos del valle y ver de que manera se organizan y le sirven a la ciudadanía que representan.

En fin, triste historia para el Valle del Carrizo y más triste para los habitantes de la Villa Gustavo Díaz Ordaz, que teniendo una tasa de habitantes mayor que el resto de las comunidades y que a la fecha, no hayan tenido la capacidad de analizar que siempre pueden ser el fiel de la balanza y elegir a un síndico que sea de la propia Villa, porque aquí es donde siempre se tienen los mayores problemas y ya de perdida tienes la oportunidad de verlo todos los días y si no te cumple topartelo en la calle y echarlle en cara su incompetencia y valemadrismo.

Y ya no le sigo porque ya me estoy encaboronando, diría el gran Catón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *