Análisis

Raspando Muebles… Por: Mario López Berrelleza

>> La definición en Morena…

>> Los titubeos del Prian…

 

 

 

>> La definición en Morena… Por fin llegó el día señalado por la dirigencia nacional del partido Movimiento de Regeneración Nacional en torno a la definición de las candidaturas para el estado de Sinaloa -que por cierto- el estado de los 11 ríos fue uno de los estados que más alboroto y repercusión tuvo a nivel nacional por la manera en que el Consejo Político Estatal de Morena en el estado llevó a cabo el proceso de designación sin tan siquiera tomar en cuenta lo que establece los estatutos del Consejo Nacional de Elecciones y el propio Comité Ejecutivo Nacional que preside Mario Delgado Carrillo.

Hay que decir, que en este asunto, los candidatos que fueron designados para los diversos cargos de elección popular tanto federal como local, no tienen absolutamente ningún problema para ocupar dichos cargos, porque la inmensa mayoría de ellos son personas reconocidas en el ámbito político, son personas conocidas dentro de su entorno municipal y son personas que han trabajado por el proyecto de la cuarta transformación, aquí el asunto no es con ellos, el problema lo generó la dirigencia estatal de Morena presidida por Merary Villegas y la mano negra que nunca deja de golpear la mesa con el puño, porque recordemos que en efecto, en Morena a los candidatos se les puede nominar o se les elige mediante encuesta y esta segunda opción es la que todo el tiempo a cacaraqueado la actual precandidata presidencial Claudia Sheinbaum Pardo y el propio dirigente nacional Mario Delgado, entonces, ¿había algún motivo extra para realizar el dedazo en Sinaloa por parte del Consejo Político Estatal? En efecto no había un motivo que acelerara el proceso y si lo hubo al final del camino lo único que generó fue controversia entre el resto de los participantes registrados a los diversos cargos de elección popular, aunque alguno de ellos con todo respeto, pero no tienen absolutamente nada que hacer dentro de este proceso, porque cargan una cola de desprestigio que no pueden con ella  y de rechazo rotundo de parte de la ciudadanía, tal es el caso de la exalcaldesa de Guasave Aurelia Leal, que por lo visto, le gustó quedarse arriba del carro de la nueva transformación.

En síntesis, téngalo usted por seguro, que el 99% de los candidatos que ya fueron elegidos mediante este proceso van a ser ratificados, porque repito, cuentan con los atributos necesarios para ser los candidatos de Morena en este proceso electoral del 2024 y si siguen las inconformidades de unos cuántos, la recomendación es que le den una visitadita a Sergio Torres Félix, ya que él tiene las puertas abiertas de lo que queda de Movimiento Ciudadano y ahí tienen para dar y repartir candidaturas hasta para ser el cadenero de la puerta de palacio municipal.

>> Los titubeos del PRIAN… En el caso específico de los partidos del PRI, del PAN y del PRD, en el municipio de Ahome traen todavía el olote atorado y no saben qué decisión tomar en torno a la participación como candidato del PRIAN del ex candidato del Partido del Trabajo Domingo «Mingo» Vázquez, a quién se le menciona y señala como un alfil del gobernador Rubén Moya Moya, porque en el pasado reciente Mingo Vázquez fue compañero de fórmula de Rocha Moya y fue parte del gobierno estatal en los primeros dos años de gobierno de la 4T en Sinaloa.

En ese sentido, los prianistas dudan de la lealtad de Mingo Vázquez y dudan que en cierto momento les suceda y les llegue el tufo de la traición y la deslealtad por parte del expetista y ex morenista y en parte tienen razón, porque tanto luchar dentro de las filas del priismo y del panismo y buscar consolidar de nuevo a estos partidos, para que de un día para otro les llegue un personaje de izquierda y les agandalle la candidatura a la alcaldía municipal.

Mientras, otros en la reciente venida de Xóchitl Gálvez al norte de Sinaloa le ofrecieron una cena a la precandidata presidencial y echaron la platicada con ella y la pregunta es, ¿querían exclusivamente que ella se grabara sus caras y sus nombres o le estaban pidiendo que interviniera en el proceso de selección de candidatos? Porque si es lo primero es dioquis, saben que no van a ganar la presidencia de la república y si es lo segundo, también es dioquis, porque la inversión que hicieron en la dichosa cena es una inversión tirada a la basura, porque ella no manda ni ordena ni ratifica absolutamente ninguna candidatura, no tiene ese poder ni por equivocación, ya que quien realmente manda en el PRI es Alito Moreno y en el PAN manda el cártel inmobiliario comandado por Jorge Romero y secundado por Marko Cortés, a grado tal, que ante la avalancha de críticas en contra de este segundo personaje mencionado, él ya dijo que en el caso de salir de la dirigencia nacional quien lo tenga que suplir es Jorge Romero y va a hacer todo lo posible para que este se quede al frente del PAN a nivel nacional y eso es para que cheque usted como el billete manda en el partido reaccionario y vende patrias de Acción Nacional.

Por lo pronto, en Ahome no se animan los prianistas a nombrar a Mingo Vazquez y flaco favor que le hacen a Morena si le cumplen ese sueño al alfil petista del gobernador y lo que es la paradoja de la vida: tanto que odian los panistas a la gente de izquierda y a los «comunistas», que están a punto de nominar a alguien venido de esa linea ideológica.

Increible, pero cierto.

 

 

es cuánto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *